Angioplastia de carótida

Angioplastia de carótida

¿Qué es?

La angioplastia de carótida es una intervención quirúrgica endovascular, mínimamente invasiva, que busca dilatar las arterias del cuello que aportan el flujo sanguíneo cerebral, cuando existen problemas de circulación.

¿Cuándo debe realizarse?

Se debe realizar angioplastia carotídea cuando existe una disminución del calibre de las arterias en el cuello, habitualmente de origen arteriosclerótico, que ocasiona problemas neurológicos o en caso de que la estrechez sea de alto grado.

Existen múltiples factores que modifican la indicación del tratamiento, por lo que es imprescindible tomar una decisión individualizada. Consulte a su Neurólogo y/o a su Neurorradiólogo para la valoración de su caso.

Técnica

Este procedimiento debe de ser llevado a cabo por neurorradiologos altamente cualificados con ayuda de equipos de rayos X de alta tecnología llamados angiógrafos digitales que, junto a la administración de contraste yodado, sirven como guía para la realización del procedimiento.

Se realiza bajo sedación y/o anestesia general en quirófanos adecuados al equipamiento de rayos X llamados salas de radiología digital.

El procedimiento comienza con la infiltración de anestesia local previa a la punción de un vaso sanguíneo, habitualmente la arteria femoral en la ingle derecha, colocando un introductor arterial, que servirá en adelante como acceso a la arteria.

Introduciremos unos tubos flexibles llamados catéteres a través de este acceso hasta alcanzar las arterias del cuello.
Posteriormente, y a través de los catéteres previamente descritos, introduciremos unos catéteres con un balón que se hincha para dilatar la estrechez presente en la arteria afectada.
El paso final consiste en la colocación de un stent (tubo formado por una malla metálica) para evitar que la arteria se estreche de nuevo.

Finalizado el procedimiento, se procede a la retirada de los catéteres utilizados y el paciente ingresa en una Unidad de Cuidados Intensivos para una óptima vigilancia de la tensión arterial, frecuencia cardiaca y estado neurológico. Posteriormente se retirará el introductor arterial de la ingle que servía como acceso al vaso sanguíneo.

Riesgos y Complicaciones

Se trata de un procedimiento en el que se utilizan rayos X como guía, por lo que si Ud. está embarazada o piensa que pueda estarlo, debe advertirlo antes de la realización de la prueba.

Durante el transcurso del tratamiento y post-operatorio pueden producirse diferentes complicaciones, relacionadas con:

  • Punción arterial (Poco frecuentes):
    Habitualmente intrascendentes, siendo la más frecuente la aparición de un hematoma en la ingle.
  • Contraste yodado (Muy poco frecuentes):
    Si es Ud. alérgico al yodo o tiene una enfermedad renal o cardiaca grave, debe advertirlo antes de realizar esta prueba.
  • Angioplastia (Poco frecuentes):
    Debido a la manipulación vascular y la introducción de material extraño a nuestro cuerpo, cabe la posibilidad de que se formen trombos que se desprendan y taponen una arteria cerebral.
    Secundario al hinchado del balón para la dilatación arterial, pueden producirse alteraciones en el ritmo cardiaco.
    Existe también riesgo de rotura de alguna de las capas internas de la pared arterial provocando una disección.

No dude en consultar a su médico todas sus dudas para recibir toda la información que sea necesaria.

¿Existen otras técnicas alternativas?

El tratamiento de la estenosis (disminución de calibre) de las arterias cervicales puede realizarse mediante una cirugía abierta, llamada endarterectomía, en la que mediante una incisión en el cuello y bajo anestesia general, se realiza el procedimiento.

Dr. Eduardo Crespo
eduardo.crespo@icimad.com

El Dr. Eduardo Crespo Vallejo es Licenciado en Medicina y Cirugía en 2004, por la Universidad De Valladolid. Realizó su formación como Especialista en Radiodiagnóstico en el Hospital Clínico San Carlos, con entrenamiento focalizado en Radiología Vascular e Intervencionista (RVI). Obtuvo el grado de Doctor “cum laude “ por la universidad Complutense de Madrid en 2009, la acreditación Europea de Radiología Vascular ( EBIR) en 2010 y la certificación americana por la “Educational Commision of Foreign Medical graduates” (ECFMG) en 2014. Fue Jefe de la sección de RVI en el Hospital Infanta Leonor desde 2009 a 2013, posteriormente se formó en Neurorradiología Intervencionista en el Hospital Clínico de Valladolid y finalmente puso en marcha la sección de RVI del Hospital Príncipe de Asturias desde 2015 a 2017. En la actualidad, es el Jefe Corporativo de Radiología Vascular e Intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz, Hospital Rey Juan Carlos, Hospital Infanta Elena y Hospital de Villalba (Hospitales públicos-Grupo Quironsalud). Desde el punto de vista investigador y docente, es autor de más de 10 artículos en revistas científicas nacionales e internacionales. Ha realizado más de 20 presentaciones en congresos Nacionales e Internacionales. Es miembro de las principales Sociedades médicas nacionales e internacionales.

No hay comentarios

Escribir un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies