Se trata de un procedimiento que se realiza para mejorar a medio y largo plazo el dolor lumbar, dorsal o cervical, cuando éste tiene origen en las articulaciones facetarias o zigoapofisarias vertebrales. El tratamiento consiste en la destrucción, en nuestro caso química, de las terminaciones nerviosas que inervan estas articulaciones, bloqueando el circuito del dolor que tiene origen en ellas y mejorando las condiciones clínicas del paciente. Leer más

Solicite más información

Doctores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies